S

e trata de una vivienda de planta baja una terraza-porche orientada a sur.
La distribución interior está formada por una estancia principal compuesta por comedor-cocina conectados y 3 dormitorios con 3 baños.
Las cubiertas de la vivienda se han resuelto con una combinación de paños inclinados y planos.
La fachada está resuelta con revoco liso blanco.
La carpintería interior es de madera de roble lacado en color natural.
Para el pavimento  interior y exterior se ha utilizado un gres porcelánico.
El empleo de materiales tradicionales como la bovedilla cerámica curva y las líneas modernas de la vivienda han dado como resultado una excelente combinación de arquitectura contemporánea y clásica.