E

l brutalismo interior del hormigón y la estética exterior de casa mediterránea mezclados en una vivienda con un resultado excelente.
Ubicación privilegiada, en el Parque Natural del Montgó. Una premisa principal, hacer una construcción en armonía con el entorno. El empleo de materiales naturales y sobre todo la voluntad de mantener la vegetación autóctona han dado un resultado estético y sobre todo cómodo en el uso del día a día.

Se trata de una vivienda de  sótano, planta baja y una planta piso. El principal uso interior de la casa se da en un gran volumen formado por estar-comedorcocina conectados con la terraza y el jardín mediante dos grandes carpinterías de aluminio correderas.

Las cubiertas de la vivienda son planas terminadas con pavimento de piedra caliza.  La fachada está resuelta con revoco liso blanco con las aristas redondeadas.
La carpintería exterior es de aluminio y vidrio de grandes dimensiones.

La carpintería interior es de madera lacada en color blanco.
Para el pavimento  interior y exterior se ha utilizado piedra Caliza Capri.