L

a casa se sitúa en el Parque Natural de la Cala de la Granadella, en Jávea (Alicante) y está compuesta por planta baja más una planta piso con sótano.

Su ubicación privilegiada, en pleno corazón del parque natural obliga a hacer una construcción en armonía con el entorno. El empleo de materiales naturales y sobre todo el preferente uso de materiales de la zona como la piedra tosca y la teja árabe han dado como resultado una vivienda integrada en su entorno.
Las cubiertas de la vivienda son inclinadas con cobertura de teja arabe y alero con ladrillo macizo de barro cocido.
El cerramiento de fachada se ha resuelto con una hoja de ladrillo termoarcilla y un revestimiento proyectado mineral exterior tipo SATE. Al interior se han utilizado morteros transpirantes y pinturas al silicato.
Para el pavimento se ha utilizado mármol crema marfil. En los cuartos de baño se ha empleado aplacados de mármol marrón emperador.
La comunicación entre plantas se ha resuelto con una escalera compensada de hormigón revestida con mármol.